Cezara. Edición bilingüe español-rumano

14,80 lei

Cezara. Edición bilingüe español-rumano (eBook) – Mihai Eminescu

Golește
ISBN: EB9786065944824 Categorie: Autor: Anul apariției: 2015 Colecție:
  • Ghid eBookuri - cum citesc un eBook?

    Cum citesc un eBook?

    Aveți nevoie, în primul rând, de un dispozitiv electronic care să citească eBook-uri. Acesta poate fi un laptop, calculator obișnuit, Kindle, telefon mobil sau tabletă.

    Atenție! Instalați Adobe Digital Editions (click aici) înainte de a accesa linkul de descărcare.

    Computer eBook Reader Telefon Tabletă
    Calculator personal Kindle Android Android
    Laptop Nook iPhone iPad
    Apple MacBook Kobo Windows Windows
    Notebook iRiver Trekstor
    Netbook Pocketbook Prestigio
    Bookeen

Ediție bilingvă în spaniolă și română

S-ar putea spune că în secolul al XXI-lea nimeni nu mai citește nuvele romantice. Cred însă că profesorii au puterea de a face totul; fie de a lăsa ca praful să se aștearnă peste operele validate de istorie, fie de a le lua și de a le pune în lumină căutând forma de a le exploata în scopuri didactice, chiar cu străinii care studiază limba română și care nu au toate instrumentele necesare pentru a parcurge, în ciuda dorinței vii, un text integral în limba română, fără suport. Nu de puține ori, studenții ne-au cerut lucrări literare românești pe care să le poată citi și care să corespundă nivelului lor lingvistic.
În căutările mele, mi-a căzut în mână o ediție bilingvă ruso-franceză a patru povești semnate de greii literaturii ruse, Dostoievski, Cehov, Tolstoi și Turgheniev, publicate de editura Poket în 2005. Și de aici, ideea.

De ce să nu ajutăm literatura noastră tocmai prin acestă formulă optimă atât pentru publicul spaniol, cât și pentru cel român.
Traducerea în limba spaniolă, realizată de Dana Oprica împreună cu câțiva stundeți care au apreciat sensibilitatea imaginilor și profunzimea ideilor, oferă și câteva note de subsol fie morfosintactice, fie lexicale pentru a ușura parcurgerea textului în limba română.

Speranța noastră este de a continua cu astfel de ediții bilingve care au dublu rol, de a apropia publicul străin de literatura română, izvor de cunoaștere de noi puncte de vedere, de simțire și de gândire, dar și de a contribui la asimilarea de noi cuvinte, sintagme, structuri sintactice, forme de exprimare în general.

Presentación
Se podría decir que en el siglo XXI nadie lee novelas románticas. Creo sin embargo que los profesores tienen el poder de hacer todo; bien dejar que el polvo cubra las obras validadas por la historia, bien cogerlas y tráelas a la luz buscando la forma de explotarlas con fines didácticos, incluso con los extranjeros que estudian la lengua rumana y que no tienen todos los instrumentos necesarios a recorrer, a pesar de su viva voluntad, un texto integro en rumano, sin soporte. No pocas veces, los estudiantes nos pidieron trabajos literarios rumanos que puedan leer y que correspondan a su nivel lingüístico.
En mi búsqueda cayó en mi mano una edición bilingüe ruso-francesa de cuatro cuentos firmados por los pesos pesados de la literatura rusa, Dostoievski, Chejov, Tolstoi, Turguénev, publicados por la editorial Poket en 2005. Por qué no ayudar nuestra literatura mediante esta fórmula óptima tanto para el público español como para el rumano.

La traducción en lengua española, realizada por Dana Oprica junto con algunos estudiantes que apreciaron la sensibilidad de las imágenes y la profundidad de las ideas, ofrece también algunas notas de pie sea morfosintácticas, sea lexicales para facilitar la lectura del texto en rumano.

Nuestra esperanza es de continuar con tales ediciones bilingües que tienen doble papel, de acercar al público extranjero la literatura rumana, fuente de conocimiento de nuevos puntos de vista, de sentimientos y de pensamientos, pero también de contribuir en el aprendizaje de nuevas palabras, sintagmas, estructuras sintácticas, formas de expresión, en general.

Cezara. Edición bilingüe español-rumano de Mihai Eminescu

Model/Muestra
Alrededor están las rocas gigantescas de granito, como unos vigilantes negros, mientras el valle de la isla, profundo y seguramente bajo el espejo del mar, está cubierto de gavillas de flores, de viñas salvajes, de hierbas altas y olorosas en las cuales la guadaña no ha entrado nunca. Y por encima de la capa suelta del mundo vegetal se mueve un mundo completo de animales. Miles de abejas hacen temblar las flores pegándose a su boca, los abejorros vestidos de terciopelo, las mariposas azules llenan una región determinada de aire sobre la cual se ve temblar la luz del sol. Las rocas altas hacen que mi horizonte sea estrecho. Sólo tengo un pedazo de cielo, pero ¡qué pedazo! Uno celeste oscuro, limpio, transparente, y sólo de cuando en cuando una nubecilla blanca como si se hubiera derramado leche en el cielo. En la mitad del valle hay un lago en el cual corren cuatro manantiales que repiquetean, protestan, revuelcan piedrecitas todo el día y toda la noche. Es una música eterna en el silencio veraniego del valle y por la lejanía, por la hierba verde, por las pendientes de gravilla, los ves moviéndose y serpenteando con su plateado fluido, transparente y vivo, lanzándose en los brazos de los torbellinos donde ruedan locos, después yéndose deprisa más lejos, hasta que, suspirando de satisfacción, se hunden en el lago. En el centro de este lago, que aparece negro del reflejo del junco, de la hierba y de los mimbres de sus alrededores, hay una nueva isla, pequeña, con un soto de naranjas.

Prefacio

Mihai Eminescu (1850-1889) tuvo una personalidad polifacética: dramaturgo, novelista, periodista, traductor del alemán, gran patriota, y sobre todo Poeta. Para los rumanos, el Poeta por excelencia. El Poeta sin par. El Poeta cuyos versos recitan todavía los adolescentes enamorados, los ancianos que quieren recordar los tiempos pasados, los alumnos y los profesores, los parlamentarios y los ministros, los políticos en general para criticar los males presentes y para evocar (con el pretexto de hacerlas revivir) las virtudes de los nobles antepasados… En Rumanía no hay persona que no se sepa de memoria alguna estrofa de Eminescu, y no hay ciudad sin una estatua suya. Su muerte trágica y prematura lo envuelve en un aura de misterio y aumenta la fascinación que siempre ha despertado. El 15 de enero, el día en que nació Mihai Eminescu, es el Día de la Cultura Nacional Rumana. El perfume de las flores de tilo, los álamos temblando, el rumor del bosque centenario, el atardecer en la colina, la sombra, la noche serena y la luz de la luna, el riachuelo y el mar, las olas y los vientos que acompañan eternamente la existencia humana en Rumanía evocan siempre a Eminescu. Porque los rumanos le deben a Eminescu la consolidación de la lengua rumana moderna, y la refundición del folclore rumano, es decir todo un “salto hacia el porvenir”, como escribían María Teresa León y Rafael Alberti. Y, aunque haya pasado más de un siglo desde que el Poeta “aprendió a morir”, su fama no hace sino crecer.

María Teresa León y Rafael Alberti, “viajeros por Rumanía”, tuvieron la oportunidad de conocer la obra de Eminescu, y se sintieron deslumbrados por el genio del Poeta rumano. Lo compararon con Gustavo Adolfo Bécquer, ya que “ambos son románticos de la última etapa”, y lamentaron enormemente que, „como en Rumanía no se conoce a nuestro tierno y amoroso amigo de las Rimas, nosotros no conocemos al fuerte y dulce ángel de rebelión rumano”. Desafortunadamente, las cosas no han cambiado mucho en el medio siglo que ha pasado desde que María Teresa León y  Rafael Alberti escribían estas líneas. No hay muchas traducciones de una lengua a la otra de los dos poetas, y Eminescu sigue bastante desconocido en España, como lo es Gustavo Adolfo Bécquer en Rumanía. No se ha reparado todavía del todo “el olvido que deja una laguna en nuestro conocimiento de un pueblo” (María Teresa León y Rafael Alberti). Y es harto conocido que los poetas desempeñan un papel primordial en la sociedad; tan primordial que, consciente de ello, Platón los quería apartar de su ciudad ideal.

De la obra poética de Mihai Eminescu tradujeron Rafael Alberti, María Teresa León y Omar Lara.

La traducción de Cezara es un loable esfuerzo de enderezar las cosas. La profesora Dana Oprica comete este “fatal crimen de lesa literatura”, como llamaba Guillermo Cabrera Infante la traducción, para cumplir con su deber hacia el país donde nació, y dar voz a Rumanía en el universo de la poesía.

Cezara es una novela romántica, que describe el tímido y delicado nacimiento del amor en los pechos de dos jóvenes, y el crecimiento del sentimiento en la falta de esperanza. El paisaje es paradisíaco:

“Las estrellas grandes y blancas temblaban en el cielo y el plateado de la luna pasaba desgarrando las olas trasparentes de nubes que se encrespaban en su camino. La noche era cálida, emborrachada por el olor de las gavillas de flores; las colinas brillaban debajo de un lienzo de neblinas, el agua calmosa del lago que rodeaba el soto estaba embellecida y, temblando, arrojaba de vez en cuando las olas hacia las orillas adormecidas”.

Pero Cezara es mucho más que esto. Es a la vez un despiadado retrato de la sociedad, pero no solamente de la sociedad de aquel entonces, sino también de la nuestra; estas líneas parecen haber sido escritas ayer por la tarde:

“Las doctrinas positivas, sean religiosas, filosóficas, de derecho o bien de estado, no son más que alegatos ingeniosos de la mente, de este abogado diabólico que está obligado por necesidad a argumentar todo aquello. Este miserable abogado está obligado a poner todo bajo una luz resplandeciente y, dado que la existencia es en sí misma miserable, él está forzado a adornar con flores y con una apariencia de profunda sabiduría la miseria de la existencia, para engañar en la escuela y en la iglesia a los tucanes pequeños, que apenas entran en escena, sobre los valores de la vida real. Para los trabajadores del estado el honor, para los soldados la gloria, para los príncipes la brillantez, para los sabios el renombre, para los estúpidos el cielo, y de este modo una generación engaña a la otra mediante este abogado diabólico heredado, mediante este esclavo obligado a emplear astucia y sofismas, que aquí se lamenta como un sacerdote, allí pone una cara seria de profesor, allá pregona como abogado, más allá pone caras miserables como un mendigo. Este último lo hace por un vaso de vino que meterse para el cuerpo, el otro por un título, el otro por dinero, el otro por una corona, pero en todos en esencia es lo mismo, un momento de embriaguez”.

Cezara habla del amor, y también de las debilidades y vilezas del alma humana, o de los males de la sociedad. Es decir, habla de cosas imperecederas, y conserva entera toda su frescura. Por eso se puede leer hoy en día, y se podrá leer eternamente, mientras haya seres humanos, con el mismo interés.

Prof. Univ. Dr. Lavinia Similaru
Universidad de Craiova, Rumanía

Bazat pe 0 recenzii

0.00 Per ansamblu
0%
0%
0%
0%
0%
Lasă primul o recenzie la “Cezara. Edición bilingüe español-rumano”

Adresa ta de email nu va fi publicată. Câmpurile obligatorii sunt marcate cu *

Acest sit folosește Akismet pentru a reduce spamul. Află cum sunt procesate datele comentariilor tale.

Recenzii

Momentan, această carte nu are nicio recenzie.

Accesează
Close

Coșul meu

Close

Wishlist

Bine ați venit!

Parola va fi generată automat și trimisă pe adresa dvs. de email.

Datele personale vor fi folosite pentru a vă susține experiența pe website, pentru a administra accesul la cont și pentru alte scopuri descrise în politica de confidențialitate.

Aveți deja un cont?

Close

Close

Categorii